En nuestro día a día se nos presentan múltiples eventos; bodas, cenas, vacaciones… y hay que saber convivir con ellos. Mantener una dieta milagro de por vida está destinada al fracaso. Las restricciones a largo plazo hace que aumente nuestro deseo por la comida.


Lo importante es REENGANCHARSE, un ejemplo, la típica frase «el sábado tengo una cena, ya empiezo el lunes», es un error. Hasta que llegue esa cena y después de la misma puedes llevar unos hábitos y una alimentación perfecta en lugar de más excesos que costarán más eliminar.


Si tenemos interiorizados buenos hábitos y mantenemos una alimentación saludable todos podemos «pasarnos» con control en ocasiones puntuales.Con todo ello, verás como tu peso y tu proporción de grasa corporal va bajando, sin tener la sensación de estar a dieta.

Ánimo, querer es poder y siempre es buen momento para cambiar y en Farmacia Reche Europa te podemos ayudar.